Logistica inversa en la última milla

En búsqueda de los nuevos modelos de logística inversa en las ciudades.


Cuando hablamos de logística inversa nos referimos, a muy groso modo, al transporte de cualquier material de desecho y reciclaje. En las grandes urbes la problemática existente en la actualidad, es el volumen cada vez mayor de materiales de desecho, materiales a reciclar y los retornos que necesita ser gestionado. ¿Quién se encarga de esta gestión?
Por ejemplo, el comercio electrónico implica unos niveles de retornos de materiales importantes que irán creciendo a medida que se normalice su utilización como una canal más de venta para las empresas.
La logística nos ofrece según lo dicho hasta ahora, nuevas oportunidades de negocio en la gestión de estos desechos, elementos a reciclar o retornos. Si queremos aumentar la eficiencia global, es necesario tener una logística integrada con el ciclo de vida completo del producto. Se trata pues de buscar el modelo adecuado que nos permita explotar estos nichos y oportunidades que den respuestas a los nuevos flujos de materiales que están apareciendo.
Siguiendo las directrices de 2015 de la European RoadTransport Research Advisory Council, y de ALICE (Alliance for Logistics Innovation through Collaboration in Europe), vamos a desarrollar un decálogo de lo que se espera de la logística inversa en los próximos años.
El hecho de analizar a los flujos de materiales que actualmente se tratan por separado, como oportunidades de sinergias que pueden desembocar en nuevos negocios, nos permite dar una nueva lectura al problema. Se trata así pues, de asociar la logística inversa con el comercio electrónico, considerando a su vez el flujo potencial que genera.

Dónde están las mejoras

¿En qué deberíamos centrar los pasos a seguir? La senda marcada por la logística inversa y el transporte de residuos y material de reciclaje, tiene que recoger cuestiones tales como:

  • Volúmenes directos e indirectos de las tendencias previstas y esperadas, como implicación directa de los nuevos canales del e-commerce
  • Estudio de nuevos paradigmas y modelos de negocio relacionados con estos flujos directos e indirectos que se generarán en el reciclaje y los retornos. Cómo puedo dar respuesta a esta nueva problemática.
  • Integrar la distribución habitual con la logística inversa: evitar los viajes en vacío. Se requiere la máxima sincronización.
  • Diseñar nuevos modelos de gestión logística en el entrono urbano, entendiendo la problemática de una sociedad con una capacidad mayor de generar residuos a reciclar o retornar.
  • Combinar la gestión de los residuos industriales (por ejemplo materiales de construcción, fabricación u otros generados por las empresas) y los residuos domésticos (generados por las unidades familiares).

Se requiere un compromiso de todos los agentes presentes: cargadores, distribuidores y autoridades. La logística urbana afecta a las personas, por lo que es necesario que el bienestar social esté presente por parte de las autoridades locales. Pero estás deberán consensuar sus propuestas con cargadores y distribuidores. ¿Qué se pretende con ello? ¿Cuál es el impacto deseado por estas políticas?
Puedes dejar tus comentarios aquí o a través de las redes sociales: Twitter / LinkedIn / Facebook.