Cálculo de la TIR mediante EXCEL

Desde el pasado siglo, la informática se ha convertido en un aliado indispensable del financiero como herramienta de gran ayuda. Los cálculos que antaño se hacían costosos y duros de desarrollar, no demoran ahora más que unos segundos. Para ello no es necesario disponer de una formación exhaustiva en informática, basta con tener conocimientos básicos de usuario y conocer la teoría de la disciplina que se está desarrollando, en este caso: inversiones. El presente anexo se ha diseñado para acercar al lector a las posibles aplicaciones que pueda tener el EXCEL como herramienta de ayuda en la gestión. Sus usos son múltiples, pero se deja en la mano del lector el profundizar más en el tema.

Vamos a analizar la tasa de interna de retorno, con un proyecto de inversión cuyo desembolso inicial es de 1.500 €, de horizonte temporal 4 años, con el siguiente cuadro de cobros y pagos, detallados en la tabla a continuación:

Flujos de cobros y pagos del proyecto
Año
Cobros
Pagos
1
3.000
2.500
2
4.500
3.500
3
5.000
4.500
4
3.000
2.000


El coste de capital se ha determinado que estaba en un 15%. Pues para dicho ejemplo se va a indicar como realizar el cálculo de la TIR a través del EXCEL.

El primer paso para calcular la TIR, es introducir los datos del proyecto a analizar, como se puede apreciar a continuación en la figura 1 con los datos del ejemplo tratado en el dossier.

Escribimos el valor del desembolso inicial con signo negativo y a continuación el valor de los flujos de caja netos, es decir, los cobros menos los pagos que genera la inversió.

Figura 1

 
















El siguiente paso es seleccionar donde aparecerá el resultado calculado por el Excel, es decir, en que celda quedará el valor de la TIR. Para el ejemplo se ha tomado la celda D10.

A continuación, en la parte superior de la pantalla, sobre las celdas, a parece un símbolo fx que hace referencia a las funciones que podemos encontrar en el programa Excel. Si dicho símbolo no aparece tal y como queda señalado en la figura 1, siempre se puede recurrir a la lengüeta superior donde dice Insertar, abrirla y en el segundo bloque que aparece, se deberá hacer clic donde dice fx Función. Los dos sistemas llevan a la misma ventana, en la cuál ya podremos buscar la función que nos interesa.

Como se aprecia en la figura 2, dentro de las funciones tenemos que seleccionar las funciones financieras.

Una vez abierta la ventana de funciones disponibles, en la celda seleccionada en la hoja Excel aparecerá un signo (=). En dicha casilla se insertará el resultado de forma automática una vez calculado. Si no se dice nada en contra, Excel dejará el resultado en valores enteros, si se quiere obtener algún decimal en el cálculo obtenido, mediante los comandos del programa se deberán añadir tantos decimales como sean necesarios.

Figura 2

 

En la ventana que se abre, existe la posibilidad de buscar directamente la función que se quiere desarrollar o buscar a través de la seleccionar una función (figura 3). Seleccionada la categoría financiera en este caso, en la ventana inferior se abren las funciones existentes, de las que se selecciona la TIR, que de todas las fórmulas de dicha categoría es la que nos interesa. Están ordenadas por orden alfabético, la función TIR se encuentra al final de la categoría financiera.

Figura 3

Al seleccionar la función elegida, se hará clic en el botón de aceptar, y aparecerá una nueva ventana en la pantalla del ordenador, tal y como queda reflejado en la figura 4, denominada Argumentos de función. Ahora se deberán introducir los datos.

En los valores se pide las celdas que recogen los valores de la serie de flujos que se va a analizar, que en el ejemplo van desde la celda A1 a la celda A5, y se simboliza escribiéndose A1:A5.

Al instante, en la ventana aún activa aparecerá el resultado de la tasa de retorno que se buscaba. Si todo es correcto y no se desea añadir nada más, se hará clic en el botón aceptar y el valor calculado aparecerá en la casilla que se había seleccionado al inicio de la operación. Ahora ya tenemos el resultado en la hoja de cálculo y llega el momento de la evaluación del proyecto. El lector podrá observar que, antes de aceptar para pasar el resultado de la ventana abierta a la hoja de cálculo, en la casilla que había sido seleccionada aparece =TIR(A1:A5), símbolo que indica que en dicha celda se calculará el valor de la TIR para un proyecto de inversión integrado por los flujos netos de caja que van desde la casilla A1 a la casilla A5. Si se sabe de antemano el símbolo a utilizar, se puede escribir directamente obviando el proceso que se ha explicado hasta el momento.

            Queda por explicar uno de los aspectos que aparece en la ventana de argumentos de la función, la celda referente a la estimación. No es más que un número que el usuario estima como aproximación al resultado de la TIR. La hoja de cálculo Excel utiliza una técnica iterativa para el cálculo de TIR. En la mayoría de los casos no se  necesita proporcionar el argumento estimar para el cálculo de la TIR. Si se omite el argumento estimar, se supondrá que es 0,1 (10%). Comenzando con el argumento estimar, TIR reitera el cálculo hasta que el resultado obtenido tenga una exactitud de 0,00001%. Si TIR no llega a un resultado después de 20 intentos, devuelve el valor de error #¡NUM! En caso de que esto ocurra, se deberá volver a realizar el cálculo con un argumento estimar mayor del 10% hasta que desaparezca el valor #¡NUM!

Figura 4

 
















Para tomar una decisión a favor o en contra del proyecto estudiado ya no precisamos de la ayuda del ordenador, es el momento de volver al manual y ver cómo interpretar el resultado obtenido. Dicho resultado, tal y como está en la figura 5, es el que se compararía con el coste de capital para aceptar o rechazar la inversión.

Figura 4