Me defiendo atacándote así

Una vez más, la Sra. Rahola se empeña en manchar la imagen del Estado de Israel en su cruzada personal por defenderlo. Esta vez ha sido con su opinión (no me atrevo a llamarlo artículo) “Curiosidades varias”, en la edición de hoy de La Vanguardia. Empieza con la frase: “Brutal masacre de la familia Fogel en Itamar”. Sin embargo, termina con la inclusión de Rosa Regàs en las listas del PSC. No creo que los miembros del PSC sean los culpables de la masacre, pero por mucho que le doy vueltas, no logro encontrar el nexo entre el inicio y la finalización del escrito.

Suerte que en la misma página 27 de la edición impresa, aparece el artículo de Abraham Yehoshua, “Reflexiones sobre un asesinato”, que habla también sobre el mismo suceso (no está la versión online disponible sin suscripción). Por descontado, el Sr. Yehoshua, no utiliza tintes amarillentos en su redacción, ni busca la descalificación barata de nadie. Él informa como Israelí de un suceso, en cualquier caso atroz, con una visión global, pacificadora, sin hacer una llamada a una guerra santa contra nada ni contra nadie. Ofrece soluciones y no más conflicto. 

Espero que el Sr. Yehoshua, contagie algo de su raciocinio, a su compañera de página, para que ésta señora, a su vez, deje atrás ese odio visceral y ese miedo a no sé qué, que se lee entre líneas en su opinión, y opte por una escritura enfocada a la búsqueda de remedios sensatos. Su informe hace más daño a los israelís que cualquier ataque verbal de los que ella se queja.