Sostenibilidad del MBA. Una concepción con vistas al pasado.

Ayer finalizó la conferencia anual de MBAs de la EFMD que ha tenido lugar en Barcelona. El tema escogido para esta edición era: “The MBA developing the responsible leader”. Han sido 3 días intensos compartidos con directores, administrativos, responsables y profesores de MBAs, además de profesionales que han aportado su granito de arena para fomentar la responsabilidad de los líderes del futuro.
A pesar de que se pretendía no asociar las jornadas con las siglas RSC, ha sido inevitable hacer continuas alusiones a la RSC, incluso por mi parte (tampoco hay que caer en el extremo de llamarla “eso”, denominación que me parece horrible). Es obvio que el líder del futuro tiene que ser responsable y tiene que pensar en una organización sostenible. Sostenibilidad como un valor más que se aprende desde la infancia.
En una de las ponencias, Andrew Crisp hizo una aportación interesante. Proponía cambios sustanciales en la organización de los programas MBAs, entre otros, en cuanto al público objetivo, al enfoque, la motivación de los participantes o el contenido, así como, un cambio radical en de la concepción global de la escuela de negocios. Comparó la escuela de negocios del futuro con un “Ágora” del pasado en la Grecia clásica.
Las tres acepciones que tiene la palabra ágora hacen referencia a la plaza pública de las antiguas ciudades griegas; las asambleas que tenían lugar en ellas; o también al lugar de reunión o discusión. Era el lugar donde se tomaban las decisiones importantes que afectaban a la sociedad. Si asumimos que en una escuela de negocios se forman a los futuros líderes de la sociedad que viene, es lógico convertirla en un centro de creación de ideas para enriquecimiento de toda la ciudadanía, desde las personas, a las empresas, pasando por todas y cada una de las instituciones representadas.
Las referencias históricas no se quedaron aquí, ya que Pascal Krupka hizo mención a la “Regula Benedicti” (la Regla de San Benito de Nursia, 480-547), como libro esencial para aprender a ser un mejor líder en la organización. El fundador de la orden de los benedictinos, nos legó algo más que un conjunto de monasterios repartidos por una extensa geografía (aquí está el link al ejemplar en latín accesible de la Biblioteca de Catalunya, colgado en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes).
Este regreso en la historia, ¿es un paso más hacia el cambio del paradigma socio-económico actual y su sostenibilidad en el futuro? Dejo esta pregunta en el aire.
Durante las jornadas, se presentó un estudio conjunto realizado por la EFMD y el GMAC. Como resultado del mismo, apareció que los futuros diplomados en masters especializados en el área de contabilidad, serán los más demandados por las empresas para el 2010. Figuras como la del “controller”, con la crisis actual, toman una relevancia mayor en las empresas obsesionadas con ajustar costes.