Los 6 principios financieros para emprendedores


Principio 1 – Compensación al emprendedor.

Todo esfuerzo realizado por el equipo emprendedor tiene que ser recompensado. Estamos hablando de que el equipo emprendedor deberá tener un sueldo si dedica horas al negocio. Pero también suponemos que cuando una persona dispone de una determinada cantidad de dinero y la invierte en una idea de negocio nueva, dicha iniciativa debería tener una recompensa, para incentivar a que se invierta el dinero o se preste el dinero. Todos asumimos que el dinero tiene un valor temporal. El emprendedor que prescinde de su dinero hoy, para financiar una idea nueva, tendrá que tener esa recompensa o ganancia, independientemente de que cobre o no un sueldo si también le dedica tiempo.

Principio 2 – Compensación vs Riesgo.

A mayor riesgo percibido mayor tiene que ser la compensación para el emprendedor. Si algo no funciona y el nuevo negocio no generará suficiente dinero para compensar el capital avanzado, el coste se verá incrementado. Este mayor coste, tiene que incluir el riesgo de que el negocio no resulte. 

Principio 3 – La importancia del efectivo.

La generación de efectivo del nuevo negocio es esencial. En un plan de negocio dentro de los estados financieros que debemos presentar (el balance de situación previsional y la cuenta de pérdidas y ganancias previsional) la previsión de tesorería es muy importante. Tenemos que conocer las entradas y salidas de efectivo, a poder ser mes a mes, para que podamos hacer previsiones de las necesidades de financiación temporales. El efectivo es uno de los principales indicadores para el emprendedor.

Principio 4 – Búsqueda de fondos. 

Dónde puedo encontrar los fondos necesarios para mi negocio. La financiación se obtendrá del propio emprendedor (si tiene capacidad) o recurrirá a sus contactos más allegados, lo que so conoce por FFF, “family, friends & fools” (familia, amigos y locos), que contribuirán a través de donaciones, participaciones de capital o préstamos a tipos de interés reducidos, en condiciones más favorables que el mercado. También podemos buscar subvenciones o negociar con entidades financieras. 

Principio 5 – Incremento de valor. 

Tenemos que conseguir que el negocio aumente de valor. Parte de los socios invertirán por impulsos sociales, otros medioambientales, de innovación, o de cualquier otro tipo, pero ninguno de ellos se opondrá a un incremento del valor del negocio en 1 EUR, sin que ello interfiera en las motivaciones iniciales que les llevó a creer en la idea e invertir en el negocio. Como principio podríamos decir que el principal objetivo financiero para todos ellos podría ser incrementar valor de la compañía. 

Principio 6 – Comportamiento del emprendedor. 

La ética y la reputación de la compañía/equipo emprendedor es primordial. Hemos dicho que el principal objetivo financiero es incrementar el valor, pero esa creación de valor tiene que darse cumpliendo las leyes, siguiendo prácticas comerciales sostenibles y éticas, con una buena reputación en nuestro entorno y generando apoyo y confianza para el equipo emprendedor y el negocio en si mismo. Estamos convencidos de que el incremento de valor para los emprendedores, no tienen porque estar reñido con la no-destrucción de valor para el resto de stakeholders de la compañía.







Comentarios

  1. Muy bien la importancia del efectivo, es algo funcional para consultar rapido lo que debe de importar en un negocio

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por el comentario.