La Función del Analista vs la Función del Contable


Cuando desde distintos departamentos de la compañía intentamos entender la información económico-financiera, tendemos a simplificar y englobar las funciones del contable y del analista como roles similares dentro de lo que es la misma función. Sin embargo, las tareas de uno y otro son bien distintas. A continuación, intentaremos explicar qué funciones realiza el contable dentro de la empresa, y qué funciones pertenecen al terreno del analista. Para explicarlo nos permitiremos realizar un simple dibujo con los cinco puntos clave que nos marcarán la diferencia.  


Primero. Toda empresa se enfrenta a una realidad que es el día a día de sus actividades: vender, comprar, realizar inversiones, producir, pagar impuestos, relaciones con acreedores varios e instituciones financieras, etc. Todas estas actividades componen los hechos contables de la empresa.

Segundo. La misión del contable es recoger todos estos hechos contables en la contabilidad de la empresa, siguiendo el plan general de contabilidad, con sus principios contables y sus normas de valoración. Es decir, se limita a transcribir esas actividades en el lenguaje de la contabilidad.

Tercero. Las transcripciones que ha hecho el contable, quedarán recogidas en los estados financieros de la empresa: el balance de situación, la cuenta de pérdidas y ganancias, el estado de cambios en el patrimonio neto, el estado de flujos de efectivo y la memoria. Estos serán los documentos en los que quedará resumida toda la actividad de la empresa durante el periodo en cuestión que se esté analizando.

Cuarto. El analista empezará su trabajo a partir de estos estados financieros y con ellos tratará de entender la situación de la empresa en el momento del análisis (que lo está realizando con información que ya ha pasado), para poder diagnosticar sus puntos fuertes y/o desequilibrios existentes en la compañía. Con los datos que ha ido trabajando el contable, tratará de ayudar a la evolución de la empresa. Para ello utilizará sobre todo técnicas de análisis bastante simples como serían los ratios, comparación de datos, variaciones porcentuales, variaciones absolutas, números índices y proyecciones de deducir las posibles implicaciones de la situación presente.  

Quinto. El análisis presentado por el analista ayudará a la toma de decisiones de la dirección. El diagnóstico con las posibles alternativas y sus implicaciones, le permitirá al director general tomar las decisiones oportunas acordes con la estrategia empresarial marcada.  

Queda claro pues, que la función del contable es previa a la del analista, aunque en cualquier momento la empresa puede presentar sus estados financieros y realizarse un análisis. Cuando estemos analizando la empresa desde una perspectiva de fuera del departamento contable-financiero, estaremos dentro de la función del analista, el conocimiento de las técnicas contables nos será de utilidad, pero no indispensable para entender lo que sucede y dar un diagnóstico de la situación en la que nos encontramos.

La gran diferencia entre el contable y el analista. El contable está trabajando siempre con la información actual (en el momento presente), mientras que el analista está trabajando con información de los estados financieros presentados (datos del pasado), con la que tratará de entender mejor la situación presente de la empresa y su posible evolución.  

Puedes dejar tus comentarios aquí o a través de las redes sociales: Twitter / LinkedIn / Facebook.