TIR óptima de una Empresa

Cuando calculamos la TIR de un plan de negocio o de una empresa nos asaltan siempre varias dudas. ¿Cuál es el valor óptimo de la TIR para mi compañía? ¿Cómo puedo saber qué valor tendría que tener la TIR de mi plan de empresa? ¿Existe alguna manera de saber si el cálculo que he realizado podría acercarse a la realidad? En las siguientes líneas se explica que tenemos que tener en cuenta en el cálculo de la tasa interna de retorno (TIR)

En cualquier foro de emprendedores esta sería la pregunta más recurrente. Sobre todo si se trata de la creación de una start-up, queremos saber si la rentabilidad de nuestro proyecto es correcta. La respuesta correcta sería DEPENDE (una contestación muy ambigua).
  • ¿Somos una empresa de nueva creación?
  • ¿Qué tiempo de negocio tenemos entre manos?
  • ¿De qué volumen de inversión estamos hablando?

Vamos a explicar este depende. ¿Qué puntos tendremos que tener en cuenta.

Por ejemplo, en las empresas de la nueva economía, que el éxito está basado en parámetros más volátiles, les pediremos una mayor rentabilidad, ya que nos jugamos todo o nada, o tenemos un gran éxito o perdemos todo lo invertido.

En empresas de sectores más tradicionales se les exigirá una menor rentabilidad. De nuevo los conceptos mayor y menor son muy relativos. Cualquier valor que podamos obtener, esta basado en proyecciones de flujos de caja estimados que puede conducirnos a errores. Pero vamos a ser arriesgados y dar un valor óptimo. Para aportar cantidades aproximadas, diremos que una TIR de alrededor de un 35% sería más que correcta en los días en los que estamos. En definitiva, esperamos una rentabilidad mayor de lo que nos cuesta la financiación de nuestras inversiones. Si el coste de nuestra financiación es un 5%, cualquier rentabilidad por encima será buena.

Un consejo, cualquier TIR por encima de 100% será puesta en duda. Seguro que se trata de algún error en la estimación de los flujos de caja utilizados en su cálculos. Hay muy pocos negocios que sean tan rentables.