Capital: Deuda – Territorio – Utopía

El arte se acerca a la crisis financiera en la que estamos inmersos desde el 2007. Una crisis en la que la deuda ha sido uno de los actores principales. Se ha originado en territorio occidental, pero se ha mutado y ha invadido poco a poco todo el mundo. La utopía es la luz al final del túnel. Esa salida de la crisis que llevamos años pronosticando pero que no queda definida. ¿Será un cambio de sistema? ¿Será el final de la sociedad capitalista? ¿El liberalismo muere como lo hizo el comunismo?

El Hamburger Bahnhof - Museum für Gegenwart de Berlín, nos ofrece su visión particular de esta crisis en la exposición "El capital: la deuda- Territorio - Utopía". Comisionada por Eugen Blume y Catherine Nichols, explica, a través de la instalación de Joseph Beuys, Das Kapital Raum, 1970–1977  (algo así como el espacio del capital, en clara alusión al trabajo seminal de Karl Marx: Das Kapital), creada para la Bienal de Venecia de 1980, deja ver su cambio de paradigma, resumido en una afirmación “ART = CAPITAL”. La exposición se nutre de obras de arte contemporáneo de la colección del Staatliche Museen de Berlín que ayudan a resolver cuestiones que el sector económico-financiero a nivel mundial está tratando de resolver. ¿Qué entendemos por capital? ¿Qué se entendía antes por capital? Y lo que es más importante, ¿qué entenderemos por capital el día de mañana? Está claro que el “homo economicus” de Adam Smith ya no tiene cabida en la sociedad actual. El nuevo “homo economicus” está más enfocado a la creación del valor que al interés en si o al intercambio.

Un recorrido por las distintas obras presentes en las salas del museo, nos permite dejar atrás los libros financieros y tener una visión a través del arte de lo que ha podido ser el capital y en que está mutando, con la intención de poner al capitalismo “patas arriba”. Una transformación de la que apenas hemos sido conscientes, pero que ha tenido una protagonista de excepción en los últimos años: la deuda.

Si por invertir entendemos la renuncia a una satisfacción inmediata en el presente por la materialización de la esperanza de una satisfacción mayor en el futuro, ¿se podría definir la acción de endeudarse como la adquisición de una de satisfacción inmediata en el presente a cambio de una obligación a renunciar a una futura satisfacción?

Entender el concepto es simple, para poder invertir en un activo necesito disponer de efectivo. Para poder disponer de efectivo, existe la opción de endeudarse. La inversión me obligará a dejar de disfrutar del efectivo que invierto. La deuda me permitirá tener el efectivo que necesito para la inversión. En la exposición, el uso de obras de arte, películas, objetos del mundo, incluso secuencias de musicales y canciones, nos permite aproximarnos a la esencia del valor del capital, tan necesario en la sociedad actual, pero no por ello deja de ser un concepto etéreo y falto de tangibilidad.

El arte en si mismo se considera una inversión desde que en 1957 tuvo lugar la histórica subasta de la gran colección de van goghs de Wilhelm Weinberg, banquero y filántropo holandés, fallecido ese mismo año sin herederos. La fiesta tuvo lugar en Sotheby’s, y la ofició, como no podía ser menos el gran Peter Wilson. El precio más alto de la noche fue de ciento cincuenta mil dólares por un van Gogh, pero el total de la colección casi alcanzó el millón de dólares, el inicio de esa ecuación de arte y dinero.


La exposición se puede ver todavía hasta el 6 de noviembre de 2016. Una oportunidad para observar objetos, piezas y obras de arte que van desde una tablilla en escritura cuneiforme de a antigua Babilonia que recogía el contrata de venta de una mujer esclava, a obras del antiguo Egipto, de Warhol, el mismo Joseph Beuys, Larry Clark, Harun Farocki (en la actualidad con una retrospectiva en la Fundació Antoni Tàpies de Barcelona), Jeff Wall, Paul Klee, Rodin, primeras ediciones de André Malraux, Emmanuel Kant, incluso “El Evalngelio según Mateo”, película de Pier Paolo Pasolini, o el vídeo de Carmen Miranda interpretando “The Lady in the Tutti Frutti Hat”. Cerca de 120 objetos, obras de arte, vídeos o piezas de incalculable valor te sumergirán en una reflexión diferente de hacia donde va el capitalismo.

debt is not the beginning; it is what await us...

Sígueme: Twitter - Linkedin - Facebook