Indicadores para la gestión: RONA

Siguiendo con la serie de indicadores para la gestión, hoy le toca el turno al RONA: Return on net assets, o en su traducción al castellano: rentabilidad sobre los activos netos.
Es un indicador financiero que marca las ganancias netas de la compañía, a través de los activos utilizados. Interesa que el RONA sea lo más alto posible, pues significará que la empresa utiliza sus activos y fondo de maniobra de manera eficiente.
La fórmula más usada para su cálculo, es la del beneficio neto dividido entre la suma de los activos fijos más el fondo de maniobra.
Otras variantes de cálculo serían: NOPAT dividido entre la suma del disponible, las necesidades de fondo de maniobra y los activos no corrientes.
En producción, a veces se utiliza la fórmula como las ventas de la planta, todo dividido entre los activos netos.
En algunos casos también se incluyen dentro del beneficio los gastos extraordinarios que pudiera haber, pues se entiende que no son representativos de lo que la empresa gasta cada año. Así se obtendría una medida que podría usarse como referencia del RONA esperado en condiciones más normales, sin esos gastos extraordinarios.

FOLLOW ME --> TWITTER