Financiación de New Ventures


¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de crear una New Venture? ¿Por qué son necesarias las proyecciones financieras en el desarrollo de nuevas aventuras empresariales? ¿En qué me pueden ayudar la previsión de los estados financieros a la hora de emprender? En este nuevo post se pretende dar una mini guía de que aspectos tener en cuenta, financieramente, a la hora de llevar a cabo un nuevo proyecto.

No son muchos los emprendedores que poseen una visión financiera de la viabilidad comercial futura de su negocio. Acostumbran a conocer los sistemas, la tecnología, la industria, la competencia, las peculiaridades de sus clientes y proveedores. Sin embargo, poder aportar un punto de vista financiero, con unas proyecciones de los resultados previstos, permite dar forma a la estructura del plan de negocio. Ayuda a cuantificar en unidades monetarias la ventaja competitiva que quiere explotar.
La falta de proyecciones financieras deja un vacío en la New Venture. El emprendedor, si no presenta la información financiera, demostrará una carencia de competitividad y podrá hacer peligrar la consecución del proyecto.
Las proyecciones financieras son tan necesarias como el resto de la planificación para desarrollar la idea. Realizar una proyección financiera sin haber hecho un estudio del mercado tiene tan poco sentido como, hacer un estudio sin después darle una coherencia de las implicaciones financieras.
La información financiera mínima que se debería presentar a nivel de balance de situación sería:
  1. Inversión inicial en activos: Se trata de contabilizar el mobiliario necesario, instalaciones, equipos informáticos, tesorería inicial, y demás bienes y derechos necesarios para iniciar la actividad.
  2. Neto patrimonial y pasivo: fuentes de financiación aportadas por el emprendedor, familia y/o amigos.
Desde el punto de vista de pérdidas y ganancias, hasta que no empiece la actividad no se obtendrán ingresos por ventas, pero si tendremos gastos, como podrían ser alquileres, materias primas, salarios, etc., en función del tipo de proyecto.
Una vez se inicia la actividad, las inversiones serán más en equipo productivo, en inventarios y en dar crédito a los clientes. A su vez en cuando se plantea la entrada de fuentes de financiación externas, aportadas por terceras personas (business angels) o instituciones financieras. La cuenta de pérdidas y ganancias también empezará a tener ingresos. Las entradas de efectivo empezarán a producirse a medida que se empiecen a cobrar las ventas, pero tendremos gastos adicionales por el desarrollo de la actividad en sí, su promoción y el día a día del negocio.