Neuroeconomía la nueva ciencia

¿Por qué escribir sobre algo que puede parecer tan extraño como la combinación de las neurociencias y la economía? Parece que en la actualidad no tenemos bastante con lo que ya sabemos y pretendemos inventarnos nuevas ciencias que den explicaciones a fenómenos que permanecen sin aclaración. El científico siempre se ha preguntado por la solución a aquellas preguntas que todavía se desconocen. La tierra paso a ser redonda a pesar de la religión. Se descubrió la electricidad. Hoy en día nos comunicamos a través de Internet.

La neuroeconomía no debe ser tan extraña cuando ya existe una institución tan prestigiosa como la Claremont Graduate University que ofrece el primer doctorado en neuroeconomía. La “NeuroPsychoEconomics Conference” ya va por la sexta edición, este año en Copenhagen entre los días 31 de mayo y 1 de junio de 2010.

La neuroeconomía pretende estudiar cómo toman las decisiones de los consumidores. ¿Qué nos impulsa a comprar un bien que no teníamos previsto adquirir con anterioridad? Los neuroeconomistas están trabajando para poder dar respuesta a esta pregunta. ¿Será este el inicio de una ciencia que permitirá controlarnos más por las empresas, deseosas de engrosar sus cuentas de pérdidas y ganancias?

Desde Barcelona, el profesor Pablo Peyrolón ha sido uno de los primeros en introducir esta nueva ciencia en nuestro territorio, con su libro “Neuroeconomía. Breve introducción a una novísima ciencia”, publicado por Granica en 2004, en su colección “puenteaéreo”.

Poco a poco crecen las aportaciones y pronto sabremos más si termina siendo una ciencia completa o se queda en una rama que mezcla ciencias sociales, las neurociencias y la economía.